Visitas: 23
0 0
Tiempo de lectura:9 Minutos, 14 Segundos

Cuando buscamos las entradas para “nazismo” y “fascismo” en Wikipedia nos encontramos ante artículos repletos de contradicciones que intentan caracterizar estas ideologías como de ultraderecha. En este ensayo se explica por qué asociar el fascismo y el nazismo a la derecha es una conclusión errada. Y también, por qué es errado hablar de derechas e izquierdas.

 

Basta buscar las entradas para “Nazismo” y “Fascismo” en Wikipedia para dar con dos artículos que en su primera línea asocian esta ideología con lo que llaman “la ultraderecha”. La entrada para “Nazismo”, en su primera línea, dice: “El nacionalsocialismo (en alemán, Nationalsozialismus), comúnmente acortado a nazismo, fue la ideología de extrema derecha del régimen que gobernó Alemania de 1933 a 1945 con la llegada al poder del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán de Adolf Hitler (NSDAP)”. Si nos atrevemos a ir un poco más allá y leemos, por ejemplo, el segundo párrafo de la misma entrada, nos encontramos con la primera contradicción: “El nazismo es una forma de fascismo que demostró un rechazo ideológico hacia el marxismo, la democracia liberal y el sistema parlamentario” (Wikipedia, Nazismo, 2022).

Está muy claro que el nazismo se oponía tanto al comunismo ruso como a la democracia liberal de Inglaterra. Por algo hubo una cruenta guerra donde estos países estuvieron enfrentados. Entonces, ¿por qué afirmar que el nazismo es de derecha o ultraderecha?

Si hay algo que deja muy claro el nombre del partido es su filiación con el socialismo. Pero dejando por completo de lado que el nombre del partido en cuestión sea “Nacional Socialismo”, si continuamos leyendo el artículo de Wikipedia podemos notar que se contradice así mismo cuando dice que el nazismo “rechaza la democracia liberal”. Si convenimos que el liberalismo está a la derecha, ¿cómo puede rechazar un partido de ultra derecha una idea que también es de derecha?

La respuesta puede encontrarse en el libro de F.A. Hayek, Camino de servidumbre, publicado por primera vez en 1944. Allí Hayek cuenta, en un artículo titulado “Las raíces socialistas del nazismo”, que éste no surgió como una reacción de la burguesía alemana al avance del comunismo, sino que, muy por el contrario, surgió como respuesta anticapitalista a la democracia liberal y el capitalismo de Inglaterra. Dice Hayek: “En Alemania, la conexión entre socialismo y nacionalismo fue estrecha desde un principio. Es significativo que los más importantes antecesores del nacionalsocialismo —Fichte, Rodbertus y Lassalle— fueron al mismo tiempo padres reconocidos del socialismo. Mientras el socialismo teórico, en su forma marxista, dirigía el movimiento obrero alemán, el elemento autoritario y nacionalista retrocedía temporalmente a segundo plano. Pero no por mucho tiempo. A partir de 1914 surgen de las filas del socialismo marxista un predicador tras otro que conducen al redil del nacionalsocialismo, no a los conservadores y reaccionarios, sino a los trabajadores manuales y a la juventud idealista. Sólo más tarde alcanzó la marea del socialismo nacionalista considerable importancia y se transformó rápidamente en la doctrina hitleriana” (HAYEK, 2008, pp. 256 y 257).

En Camino de servidumbre, Hayek hace una retrospectiva de las ideas y autores que moldearon el nazismo, y se pregunta: “Entonces, ¿cómo es que estas opiniones, sostenidas por una minoría reaccionaria, acabaron por ganar la asistencia de la gran mayoría de los alemanes y, prácticamente, de toda su juventud? No fue sólo la derrota[1], el sufrimiento y la ola de nacionalismo lo que trajo su triunfo. Todavía menos fue su origen, como muchas gentes desean creer, una reacción capitalista contra el avance del socialismo. Por el contrario, la ayuda que dio el predominio a estas ideas vino precisamente del campo socialista. En realidad, no fue la burguesía, sino más bien la ausencia de una fuerte burguesía, lo que contribuyó a elevarlas al poder” (HAYEK, 2008, pp. 256). Es decir que el nazismo fue primero profundamente anticapitalista y antiliberal, y se abrazó estrechamente al socialismo marxista. Luego, con la llegada de Hitler al partido y el advenimiento del fascismo en Italia, comenzó a volverse cada vez más ultranacionalista y a reconvertirse al fascismo.

Busquemos ahora, entonces, la definición de fascismo en Wikipedia, ya que según la definición de esa enciclopedia “el nazismo es una forma de fascismo”. Encontramos que: “El fascismo es una ideología, un movimiento político y una forma de gobierno​ de carácter totalitario, antidemocrático, ultranacionalista y de extrema derecha”. Y más adelante leemos: “El fascismo se ha considerado como «el mayor desafío que jamás haya existido a la democracia liberal y al sistema de valores que alumbrara la Ilustración»” (Wikipedia. Fascismo. 2022). Otra vez es parte de la definición su oposición a la democracia liberal. Pero eso no es todo, si continuamos leyendo, en el tercer párrafo de la entrada dice que el fascismo es “Enemigo del liberalismo, el anarquismo y toda forma de marxismo —socialdemocracia, socialismo, comunismo—, una mayoría de especialistas coincide en colocar al fascismo en la extrema derecha del espectro tradicional de izquierda y derecha” (Wikipedia. Fascismo. 2022). Aquí también encontramos fuertes contradicciones. ¿Cómo puede oponerse un partido de ultraderecha al liberalismo y al anarquismo, que según la convención más popular de derechas e izquierdas están a la derecha? No termina ahí la cuestión, porque tanto el nazismo como el fascismo, según Wikipedia, además de oponerse a todo el arco político que va de la democracia liberal al liberalismo y al anarquismo; también se opone a toda izquierda: desde la socialdemocracia al comunismo. Todo esto lleva entonces a preguntarse: ¿Los especialistas que según Wikipedia llegaron a esta conclusión, cómo hicieron para definir al fascismo en la ultraderecha? ¿Con qué parámetros?

En los artículos de Wikipedia hay un notable doble esfuerzo por parte de los llamados pensadores y filósofos de izquierda por despegarse a sí mismos y a sus ideas de las atrocidades cometidas por el fascismo y el nazismo —pero sobre todo de este último—. Este paso se da en coordinación con asociar descaradamente esas atrocidades a las ideas de la derecha, más específicamente al capitalismo y al liberalismo. Al mismo tiempo, filósofos y pensadores de la llamada izquierda, promueven las teorías de Karl Marx sin hacerse cargo de las calamidades que el marxismo y el comunismo han dejado a la humanidad: pobreza, reducción a la servidumbre, asesinato de disidentes, etc.

Las contradicciones internas en que recaen las definiciones que nos propone Wikipedia para “Nazismo” y “Fascismo” se deben principalmente al intento erróneo —quizá deliberado— de suponer que la complejidad de las ideologías existentes puedan extenderse todas sobre un mismo eje para clasificarlas de extremo a extremo entre derecha e izquierda. Algo que no es posible desde el momento en que se percibe que los ejes o principios en los que se asientan las ideologías políticas no son ni uno ni dos, sino que son tres: “libertad, igualdad y fraternidad”.

La falsa dicotomía entre derecha e izquierda surgió de la revolución francesa, a fines del Siglo XVIII, cuando en la composición de la Asamblea Constitutiva que daría origen a Francia, los que defendían el antiguo orden monárquico, los representantes del clero y la nobleza, junto con algunos representantes moderados, se pusieron a la derecha. El resto, conformado por la burguesía y las clases populares, se ubicaron a la izquierda. Pero esta clasificación entre derecha e izquierda no alcanza para definir todas las ideologías representadas en la asamblea francesa. Nótese que la burguesía y las clases populares quedaron del mismo lado, a pesar de sus diferentes intereses. Lo mismo ocurrió con los aristócratas, la nobleza, el clero y los moderados, cuyos intereses también eran muy disímiles. Todo lo cual lleva a concluir que la clasificación en derechas e izquierdas para nada se ajusta a la diversidad de ideologías comprometidas en el debate político. No lo hacía entonces y tampoco lo hace ahora.

De esa Asamblea —y de la Constitución de EE.UU., dictada en 1776, de la que los franceses tomaron algunas ideas— surgieron los principios de: “Libertad, igualdad y fraternidad”; que es de donde en realidad provienen el liberalismo, el comunismo y el fascismo. Del principio de libertad provienen las ideas liberales, que van de la democracia liberal, el capitalismo, el libre mercado, el estado mínimo, hasta llegar a la anarquía. Del principio de igualdad nacen las ideas socialistas que van desde la socialdemocracia, socialismo, estatismo, comunismo, hasta llegar al totalitarismo. Del principio de fraternidad surgen ideas que van desde el nacionalismo, la organización de una hermandad o elite dominante (que es el mismo partido que las lleva adelante), hasta la autocracia.

Esto explica por qué no puede colocarse al fascismo del mismo lado que el comunismo —aunque haya tenido su origen en éste—; pero tampoco del liberalismo. La realidad dicta que no se puede convenir que haya derecha e izquierda. Es como examinar un trípode donde cada pata está equidistante de las otras dos a 90º. Imaginemos que tenemos un trípode de tales características en la mano. Imaginemos también que nombramos cada una de sus patas como: liberalismo, comunismo y fascismo (puede hacerse indistintamente y en el orden que queramos).

 

 

En esta configuración es posible girar el trípode para colocar Liberalismo a la derecha y Socialismo a la izquierda. O Liberalismo a la derecha y Fascismo a la izquierda. Pero nunca podremos colocar el Fascismo junto al Liberalismo del lado derecho. Como tampoco podremos colocar el Fascismo junto al Socialismo del lado izquierdo. Simplemente no podremos hacerlo porque cada una de estas ideologías se asienta sobre un principio diferente. Son filosofías, en nada coincidentes, que evolucionan por separado.

Clasificar todas las ideologías dentro de la división simplista entre derecha e izquierda genera contradicciones. Tal como queda demostrado en las entradas de Wikipedia. Lo correcto, me parece, es decir que existen tres importantes principios en los que se puede basar una sociedad. Cada una de estas tres ramas comparte muy poco —o nada— con las otras dos (recordemos el trípode); y son: Las ideas que ponen la libertad de cada individuo por sobre cualquier interés comunitario o colectivo. Las ideas que privilegian los derechos colectivos por sobre los individuales toda vez que eliminan o restringen derechos individuales y de propiedad. Y las ideas que promueven la vida en fraternidad o hermandad, donde no existen los derechos individuales, sino que el individuo tiene deberes para con la hermandad. Se conforma así una única asociación política y organizativa donde hay castas que gobiernan y otras que obedecen. De las ideas fascistas devienen sociedades autocráticas. De las ideas de la igualdad surgen sociedades donde no hay propiedad privada, que terminan esclavizadas por el estado o devienen totalitarias. Y es sólo a partir de las ideas de la libertad que surgen sociedades de seres libres, independientes del estado, que se respetan entre sí y viven conforme a eso.

 

 

[1] Hayek se refiere a la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial.


BIBLIOGRAFIA

WIKIPEDIA. Nazismo. https://es.wikipedia.org/wiki/Nazismo [Última consulta: 21 de noviembre de 2022]
WIKIPEDIA. Fascismo. https://es.wikipedia.org/wiki/Fascismo [Última consulta: 21 de noviembre de 2022]
HAYEK, F. A. Obras completas Volumen II. Camino de servidumbre. Textos y Documentos. Edición Definitiva. Madrid: Unión Editorial, 2008.

 

Sobre el autor

Julio Sandoval Berti

Editor de Clepsidra.ar. Estudia Artes de la Escritura en la Universidad Nacional de las Artes. Escribe habitualmente en Multiversos.com.ar. Escritor, poeta, editor de libros digitales.
Me divierte
Me divierte
0
Me entristece
Me entristece
0
Me encanta
Me encanta
0
Me aburre
Me aburre
0
Me enoja
Me enoja
0
Me sorprende
Me sorprende
0

Promedio de evaluaciones

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.